¿Sobre Alvarito? 20 dias son muy pocos

República Dominicana definitivamente, es un país que lo tiene todo. Se supone, que no solo esos hombres y mujeres que ejercen el poder político en el país, deben actuar inspirados en los ejemplos de luchas y sacrificios de nuestros héroes y heroínas inmortales, tal y como establecido está en nuestra constitución.

Sin embargo, al analizar el accionar de algunos, nos obliga a pensar y reflexionar, sobre si estamos cumpliendo nuestro rol, sobre todo cuando se trata de trabajar en la dirección de fortalecer la educación y el valor por el respeto a lo que pareciera simple, pero no es, nuestros símbolos Patrios y la memoria histórica de nuestros héroes y heroínas.

¿Qué valor podrá tener la sangre derramada por nuestros héroes si aquellos que están llamados a servir de ejemplo en el país, sirven para todo y nada al mismo tiempo?

Esta semana, ha sido matizada no solo por la irracionalidad de algunos sectores que injustamente luchan por causas justas, sino también por la indignación que ha sentido todo un país, producto de la ofensa y pisoteo a la que se ha visto sometida la figura de Duarte por parte del comunicador Álvaro Arvelo Hijo.

No valdría la pena repetir aquí lo dicho por el comunicador, bastaría con decir que “ofenderle” es suficiente, aunque al parecer, para quienes están llamados a establecer sanciones, jugar domino sea su oficio inmediato y más importante.

20 dias fuera de la radio como sanción para Alvarito, no son suficientes.

¿Qué tiene o representa Alvarito que no represente o tenga el Alfa? La Comisión de Espectáculos Públicos al parecer olvida que ante la misma falta, pero en este caso cometida por el cantante urbano Enmanuel Herrera (El Alfa), la sanción establecida fue mayor. Este fue obligado a limpiar la Plaza de la Bandera durante 15 días y cantar el Himno Nacional como castigo por las palabras obscenas que profirió contra los Padres de la Patria.

Entonces yo pregunto ¿Qué tiene Alvarito o representa que el Alfa no tenga o represente? ¿Por qué Alvarito no corrió con la misma suerte y su sanción es tan leve, si el hecho es el mismo y grave?

Alvarito no es más que yo, ni el Alfa o cualquier otro dominicano y las leyes, sanciones y/o reglamentos a cada quien se debe aplicar de igual medida. Nuestra lucha y combate contra los privilegios no solo se enmarca en asuntos políticos y esta es una clara evidencia de ello.

Siempre hemos dicho que no sólo debemos luchar contra la corrupción y la impunidad, sino también contra quienes se creen por encima de toda Ley y reglamentación. Porque, sino servimos de ejemplo a una juventud que hoy más que nunca referentes necesita, qué estamos dejando como sociedad para el mañana?

Cuando tengamos alumnos irrespetando a los maestros en las aulas o jóvenes sin respeto a nada ni nadie en las calles, no nos quejemos luego y tampoco los sancionemos, porque sus inconductas serán resultado de todo lo que de la propia sociedad aprendieron.

Al final, a los que primero hay que condenar es a quienes se han hecho cómplices de este mal comportamiento al permitirlo. ¿Quienes? Juzgue Usted, lo que si yo sé, es que, amén del derecho a la libertad de expresión, ante el libertinaje de la lengua que a muchos caracteriza el ejercicio de ese derecho, para una falta que parecería simple, pero no es, 20 días, son muy pocos.

Amaury Reyna
Comentario del día 15 de octubre de 2017, Programa Al Filo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *