RD en la danza de la evasión fiscal mundial

Al igual que la filtración de los Papeles de Panamá, en esta semana se conoce lo que se ha denominado los Papeles del Paraíso, definido por muchos como la filtración masiva de documentos, que ha puesto al denudo un nuevo escándalo de evasión fiscal de multimillonarios y multinacionales de todo el mundo, quienes, valiéndose de prácticas dolosas han ocultado su patrimonio y movido grandes cantidades de dinero lejos de las autoridades fiscales de sus respectivos países.

En abril del año 2016 se identificó que de 140 políticos y funcionarios investigados de todo el mundo en el caso de los papeles de Panamá, fueron mencionados en ese entonces 57 clientes, 67 beneficiarios y 192 accionistas dominicanos.

Dado el alto porcentaje de empresarios y políticos que arrojaron estos datos, obligan a pensar, cuales son los grupos económicos o quienes pudieran terminar en la lista de los mencionados en esta nueva filtración de los Papeles del Paraíso.

En términos informáticos, un total de 1,4 terabytes de información, unos 13 millones de documentos, están siendo analizados e investigados por unos 400 periodistas de 67 países. ¿Estarán algunos de nuestros empresarios y/o políticos y sus empresas vinculados a este nuevo escándalo que arropa la atención de todo el mundo?

Después de la filtración de los papeles de Panamá, en la que se sindicaba que entidades offshore en República Dominicana, habían resultado salpicadas en el paraíso fiscal de Panamá, cualquier cosa podría pasar.

En la actualidad, lo que Los Papeles del Paraíso deja al descubierto no es más que la reiteración de la degradación moral que están viviendo nuestros países, en donde la creación de normas y leyes de control fiscal no ha sido la solución a los problemas de corrupción que arropa, sino la falta de aplicación de leyes y normas de controles existentes.

Al final de la jornada, no sorprendería que República Dominicana no solo fuera mencionada por la aparición de empresarios o de empresarios disfrazados de políticos en los Papeles del Paraíso, no sorprendería que al final esta nación también termine siendo llamada como esos lugares idílicos, en los que están radicadas las sociedades opacas utilizadas para guardar el dinero de la evasión fiscal de multimillonarios y multinacionales.

Demostrado está que no es leyes más fuertes la que necesitamos, sino voluntad para aplicar las existentes, sin temor de afectar a quienes con su mala práctica, terminan afectando a quienes menos tienen.

Lo cierto es que, Papeles del Paraíso, pone en evidencia el desafío de combatir la corrupción política y empresarial de todas las naciones del mundo, y la lucha contra ella, debe ser total y general, antes de que sea muy tarde y terminen los corruptos siendo los buenos y los que el mal combatimos, los villanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *