La Educación no es un negocio, luchemos contra el cobro por reinscripción

La educación vuelve a ser tema obligado esta domingo. Y es que cada año, para estas fechas, es fuerte el dolor de cabeza que causan no solo las altas tarifas de las escuelas y universidades privadas en el país, sino también la cuota por reinscripción que hay que desembolsarles a estos centros, amén del pago mensual o trimestral previamente realizado para que nuestros hijos puedan seguir recibiendo el pan de la enseñanza.

Preocupados por el dolor de cabeza que supone para cada familia no solo el inicio del año escolar en la República Dominicana, sino también, el necesario pago de la reinscripción que hay que hacer, un grupo de padres, que desde hace años venimos librando un batalla contra esta práctica, hemos decidido arreciar la lucha e invitar a todo el pueblo a sumarse a ella.

Hoy más que nunca la lucha es importante, es por ello que desde nuestro país, estamos invitándolo a usted padre a que levante su voz contra el cobro injusto e irracional por motivo de reinscripción de un alumno a un centro educativo.

Nuestra lucha, esta bandera que levantamos de no pagar reinscripción en colegios y universidades, no busca otra cosa que no sea aliviar la economía familiar de miles de dominicanos que tienen a sus hijos estudiando en los centros educativos que en estas prácticas incurren.

¿Si mis hijos o los de ustedes van a seguir estudiando en el mismo centro educativo, por qué obligarnos a pagar re-inscripción? Esa es una pregunta que muchas veces me he hecho, sin encontrar respuestas aún.

Y es que, este cobro que en colegios y universidades privadas nos hacen, no es más que una violación o ilegalidad, porque si un estudiante no se ha retirado de una institución educativa… ¿Bajo cuáles argumentos pudieran justificar entonces que haya que pagar reinscripción cada año, en ocasiones más de una vez como es el caso de las universidades?

Importantes voces de la sociedad dominicana ya han levantado su voz. Tal es el caso del cantante y compositor Héctor Acosta, sumado a ello la iniciativa legislativa del congresista Amado Días y que busca evitar que esta práctica continúe, tan solo falta la suya ¡Levante su voz y luche!

Desde este espacio, aprovecho para hacer un llamado a la Sociedad de Padres y Amigos de la Escuela y a la propia Asociación Dominicana de Profesores, a que tomen la bandera de la lucha como suyas también. Para que los más del millón 600 mil estudiantes que deben pagar el referido cobro, entre ellos, niños,  adolescentes y adultos que estudian en colegios y universidades privadas, ya no sufran más de este que es un abuso que atenta contra la económica familiar de muchos dominicanos y dominicanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *